De círculo a círculo y tiro por que me toca


Mucho se está hablando de Google Plus, y aunque en un principio todo eran alabanzas ahora parece ser que las cosas no son tan bonitas, o eso parece.

Está claro que después de un gran boom como el que fue el estreno tan esperado de Google Plus, las cosas se tienen que normalizar y el crecimiento de una nueva red social se tiene que ir haciendo poco a poco y no de golpe como ocurrió con la extinta Keteke. Una red social se hace desde abajo, con una arquitectura básica y funcionalidades sencillas en un principio donde los usuarios irán creando y aconsejando sus mejoras. Es por tanto una cuestión de todos como ocurrió y ocurre con Facebook y Twitter.

El hecho de que el caralibro (facebook) tenga más de 700 millones de usuarios hace mucho daño y más si los competidores quieren quitarle de ese pedestal, pero no es cuestión de desbancarle, sino de hacer un hueco para otros web social media. Creo firmemente que las redes sociales actuales pueden y deben convivir entre si con mayor o menor medida, es lógico que unas tendrán mas éxito que otras, pero eso siempre ocurre con los negocios y los competidores de un mismo sector.

Todos quieren diferenciarse, ser ese rincón donde los usuarios se sientan como en casa y gracias a esa competición "sana" las funcionalidades y desarrolladores de uno u otro lado nos asombrarán con nuevas mejoras que hacen las delicias del público en general. Como ejemplo poner el funcionamiento de amistades en Google Plus con su sistema de círculos y la copia o semejanza de las listas en Facebook. Uno lo hace bien y el otro ante ese mejora cualitativa tiene que reaccionar. Es ley de vida. En la competencia esta la mejora.

Google Plof lo llaman algunos, pero yo lo llamo Google Plus a secas. No vamos a criticar una cosa que lleva a penas unas semanas cuando Facebook tiene unos cuantos años en su haber. Todo es criticable claro está pero hay que dejar un tiempo de margen ¿no?

En respuesta a: Juanjo Ibáñez