¿Como superar el bloqueo del Blogger?


Una de las cosas en las que mas se hace hincapié a la hora de bloguear un poco, es el hecho de hacerlo de forma periódica, y como dicen algunos bloggers reconocidos, si puede ser todos los días, mucho mejor.

Pero... ¿se puede escribir todos los días sobre temas diversos? ¿De donde saco tanto tema para hablar de el?¿Que es lo que ocurre si me quedo sin ideas?

Puede llegar un momento en el que no sepamos de que hablar. Un día tenemos ideas para mil entradas y otro nada de nada. Es lo que se suele llamar Bloqueo de Blogger.

¿Te ha pasado? Aquí te dejo algunos consejos que pueden ayudarte para superar tal trance. Recuerda que algunos de estos consejos son preventivos mas que curativos. Planteatelos antes de que te ocurra el dichoso bloqueo.

Define el ritmo de posteo

Hay que definir bien el ritmo de posteo en tu blog. Dos veces a la semana tendría que ser lo mínimo y una al día casi siempre será el máximo.

Pero claro está si eres de esas personas que no tiene tiempo, o sencillamente no tiene temas suficientes de que hablar, lo mejor que puedes hacer es plantearte una frecuencia mas cerca a las dos veces a la semana que al la entrada diaria.

Así ahorrarás en temáticas y no te quedarás sin ideas.

Ahorra en épocas de vacas gordas

Como ya dije anteriormente, hay épocas, o mejor dicho días, en los que las ideas surgen como por arte de magia.

Esas ideas, guárdalas a buen recaudo, apúntalas en una libreta o un folio y vete haciendo uso de esa lista cuando las entradas empiecen a escasear. No por escribir muchas entradas un día vas a conseguir mas visitantes en el tiempo si después de eso no escribes nada de nada.

Lista te temas

Relacionado con el consejo anterior, un punto importante para no quedarse sin ideas es tener una lista te temas para hablar.

Cada vez que este escribiendo una entrada puede que te surjan mas temáticas y estas temáticas tienes que anotarlas en tu lista.

No creas que por tener una cerebro privilegiado te acordarás de todas ellas, anótalas, no pierdes nada y tu blog te lo agradecerá en época de vacas flacas.

El blog hay que alimentarlo poco a poco pero sin pausa y si puede ser con cariño mucho mejor.

Suscríbete a tantos blogs y webs de temáticas similares como puedas

Una de las herramientas que mas usaba en el pasado fue Google Reader. Después de su cierre y gracias a Feedly los RSS o Feeds vuelven a tener otro color y de nuevo vuelven a ser una fuente de inspiración para todo aquel que los usan.

Gracias a lo que escriben otras personas puede que la inspiración te llegue o que simplemente consideres que la entrada de otro blogger no está en lo cierto o necesita ser mejorada.

Las contestaciones a otros blogger mediante entradas y no comentarios en sus propios blogs suelen ser una buen forma de conseguir tráfico y por tanto posicionamiento, así que no hay que desdeñar este tipo de fuentes para sacar cuantas mas ideas mucho mejor.

Comunidades de Google+

Google+ es una de sas redes sociales incomprendidas a la que poco a poco Google le está dando mucha importancia.

Sus usuarios son realmente activos y mas si hablamos de comunidades. Lugares por tanto de gran cantidad de información categorizada y de la que se pueden sacar gran cantidad de ideas y temáticas.

No existen los días de descanso

Los días de descanso no existen para un blogger.

Un blogger lo es las 24 horas del día y cada vez que haya un tema o una idea en la cabeza lo primero que hay que hacer es escribirla en la Lista.

Recupera tu motivación

Otro de los puntos a tener en cuenta a la hora de hablar de bloqueos de blogger, es la motivación para escribir.

La motivación es lo que alimenta un blog y lo que hace de un blogger mejor persona. Hace que tenga un objetivo cercano aunque esté lejano en el tiempo, además de darle alas en los peores momentos.

La falta de motivación puede hacer que un blog pase hambre y por tanto que llegue a padecer los rigores de la hambruna prematura llegando lo mas probable a la muerte.

Lo primero que debes hacer es plantearte que el abandono no es la primera opción. Escribe algo siempre que puedas. Puede que el ritmo de posteo se rompa, pero es mejor que se rompa a que muera el blog. Aunque las ideas lleguen de tarde en tarde, un blog siempre será agradecido y estará contigo en los malos momentos.

Distráete todo lo que puedas, lee, mira la televisión, juego con la consola, pero sobre todo, plateate que tu cerebro tiene que sufrir lo menos posible a la hora de pensar en entradas. Esto tiene que ser una inspiración no una tortura.

Llegará un momento en el que volverán las ideas y  poco a poco sentirás necesidad de escribir.