¿Una persona que tiene un blog es un blogger?

¿Cuando podemos decir que somos bloggers? ¿Toda persona que tiene un blog es un blogger? ¿Soy blogger?

Estas y otras muchas preguntas son las que me suelo hacer y me suelen hacer habitualmente sobre este mundo. En muchas ocasiones no he sabido que decir y en otras me he pasado aburriendo al personal, así que he estado meditando y aquí te dejo algunas de mis reflexiones metafísicas.

¿Que es un blog?


Un blogger siente su blog, o sus blogs, como una parte fundamental de su personalidad. Es una extensión de si mismo que hay que alimentar y cuidar con mucho cariño. Hay que mimarlo y hablarle de vez en cuando.

A veces se quejan, y se comportan como niños pidiendo y pidiendo mas comida, pero hay que cuidar su alimentación como a cualquier persona. Si lo alimentas mucho durante el día engordará en demasía, si le haces pasar hambre, morirá con el paso del tiempo.

Al igual que pasa con los niños y los adolescentes, su forma de vestir también es fundamental, y al igual que pasa con los padres, los niños son, a veces, una extensión de la estética de ellos mismo. Minimalistas, recargados, grunges, pijos, femeninos o incluso eclécticos, son algunas de las estéticas con las que un visitante se puede encontrar en un blog.

Cada vez que escribes en un blog, dejas una parte de ti en internet. Con tu forma de expresar ideas, tu forma de hablar, o incluso con tu imagen dejas una impronta que hace única esa bitácora que con el tiempo será tu niño mimado.

¿Soy Blogger?


Si, lo soy, y así es como me siento. -¿Blogger? que friki- suelen decirme, pero soy blogger y a mucha honra.

Mucha gente tiene un blog pero no todos son bloggers. ¿Cual es la razón de esta afirmación? Ahora te lo explico.

Una persona puede abrir un blog por dos motivos. El primero de ellos es el de hablar por hablar, y el segundo es de buscar unos resultados, ya sean beneficios en forma de dinero, notoriedad o fama. Ambos inicios son totalmente válidos al igual que hay muchos tipos de padres, con muchas y diversas expectativas puestas en sus hijos. Cada persona busca en su blog un fin totalmente diferente.

Ilusión


Esta es la fase inicial de toda persona que crea un blog.

Le dedica tiempo al diseño aunque no tenga conocimientos de este mundillo, pasa gran cantidad de horas delante del ordenador escribiendo sus primeras entradas y plantea los posteriores escritos sin esperar a mañana.

En el caso de las personas que buscan resultados, estos los buscan de una forma inmediata sin darse cuenta que un blog es cuestión de tiempo y de cariño. Miran de forma compulsiva las estadísticas de su blog y e incluso alimentan su bitácora de forma exagerada esperando con ello unos resultados inmediatos.

Para los que solo buscan hablar por hablar, los resultados son lo secundario. Buscan desahogarse aunque hablen de una cuestión en particular y no personal. Les relaja estar delante del ordenador escribiendo y pensando la mejor forma de transmitir sus ideas.

Monotonía


La segunda fase de toda persona que administra un blog quizá sea la mas crítica y por la que mucha gente abandona los blogs a su suerte.

Es la fase en que las expectativas iniciales no se ven cumplidas, o solo son cumplidas en parte. Es la fase donde el sentimiento de tranquilidad o relajación se ven perturbados por cuestiones ajenas que alteran de alguna forma la alimentación constante de una bitácora. Es la fase donde la desgana puede hacer morir un blog hasta el punto de olvidarlo.

Escribir es monótono y no ofrece los estímulos necesarios para continuar. Es casi una obligación ponerse delante del ordenador para escribir una entrada y siempre hay excusas necesarias o innecesarias para no hacerlo.

La monotonía va matando al blog poco a poco. Es una transición de la euforia a la muerte lenta, pero a veces, hay algo, un pequeño estímulo, un comentario suelto en una entrada perdida, un "bien hecho" por parte de una persona concreta, un "sigue que lo estás haciendo genial", que hace que la ilusión anteriormente perdida vuelva poco a poco.

Esa ilusión es diferente, ya no es la ilusión del niño pequeño o del adolescente. Es una ilusión mucho mas madura y cuidado. Es la ilusión que te dará el cariño necesaria para continuar alimentando tu blog y tener un especial cariño al mundo blogger.

Ya soy blogger


En la tercera y última fase un administrador de un blog ya se puede considerar un blogger.

Tiene la madurez suficiente para querer este mundillo, y no solo su blog en concreto. Si escribe en varios blogs aunque no sean los suyos los querrá por igual.

Cuidará su blog, y al igual que pasaría con los niños pequeños. Querrá que vaya a las mejores escuelas y sea lo mejor posible. Lo llevará a clases de copywriting como si fuese un carrera de humanidades y también le impartirán lecciones de SEO como si quisiera que fuese ingeniero y buscará que tenga las mejores relaciones posibles con otros blogs, como si fuesen sus amigos del colegio.

Y tu ¿Eres blogger?