4 consejos para salir del bloqueo bloguero


Escribir una entrada de un blog, puede convertirse en un gran suplicio, sobre todo cuando te tienes marcado un calendario y una frecuencia de publicaciones muy estricto.

Las ideas se han ido de tu cabeza, las horas y los días se amontonan, y la lista de entradas no crece. ¿Que ocurre? Tienes semanas de gran productividad donde te gustaría publicar mas de una vez al día, y otras donde te falta la inspiración, los problemas externos nublan tu imaginación y piensas que nadie te lee.

Ahora podría decirse que estoy en uno de esos momentos donde la depresión y los problemas externos hacen que los pensamientos negativos afloren por todas partes, nublando la mente hasta el punto de eliminar las posibles ideas geniales que todos tenemos de vez en cuando.

Para evitar estos momentos, o mejor dicho, para hacer que desaparezcan, suelo plantearme una serie de pasos a seguir que hoy por hoy me están dando un buen resultado.

Apaga el ordenador


Cuando te encuentres en esta situación, lo peor que puede hacer en ponerte delante del ordenador y ver la pantalla en blanco, mientras esperas a que el espíritu santo te de alguna idea.

Nunca va a pasar algo así, o por lo menos a mi nunca me ha pasado. Apaga el ordenador y no lo enciendas en unas cuentas horas a no se que realmente lo necesites de verdad.

Tu amado ordenador es un gran amigo, pero a veces puede ponerse pesado en los momentos menos oportunos. Te pedirá que escribas, presionándote sin medida y tu no podrás satisfacer sus necesidades.

Así pues plantéate un OFF y descansa de la vida digital.

Coge papel y lápiz


Bueno... puede ser también bolígrafo, yo no soy racista.

Puedes usar un folio o una libreta viaje o lo primero que encuentres por casa. Yo suelo tener a mano una libreta. Me resulta mucho mas cómodo plasmas algunas ideas en un soporte de este tipo que en un folio suelto que puede acabar a saber donde.

Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro, a la mitad del camino. Sigmund Freud

Pon música, o vete a un parque, a una biblioteca o incluso a alguna cafetería tranquila donde poder salir de tu ambiente por un buen rato.

Ahora toca escribir todas las ideas que se te ocurran, y si tienen un toque personal mucho mejor. ¿Cual es la cosa que mejor conoces en este mundo? la respuesta es TU, tu mismo. Para escribir hay que conocer el tema del que se va a escribir y ¿que mejor que hablar de ti, de tus posibles necesidades o ideas?

Si tienes un blog sobre tecnología puedes encontrar ideas sobre las posibles utilidades que darías a ciertos gadgets, Las posibles necesidades que podrían ser resultas con esos objetos tecnológicos o incluso alguna idea que se te haya ocurrido sobre tecnología, por muy descabellada que sea.

En mi caso por ejemplo, en El Zompopo Electrónico suelo hablar de cualquier cosa relacionada con los blogs, y las redes sociales. Así pues, suelo plantear a nivel personal posibles soluciones a ciertos problemas, problemas que suelo tener a la hora de fidelizar en redes sociales o cualquier idea por tonta que sea sobre los blogs y su mundo. Siempre, siempre, siempre, desde un plano personal.

Tómate tu tiempo, no hay prisa.

La primera entrada post bloqueo bloguero


Ya tienes una serie de ideas apuntadas en tu libreta o bloc de notas. Ahora toca plantear una primera entrada para abrir una nueva época en tu blog.

Escribir es un oficio que se aprende escribiendo. Simone de Beauvoir

La primera entrada post bloqueo debe ser la mas personal y emotiva de todas las ideas que se te hayan ocurrido.

Eso no quiere decir que tengas que dar datos personales en dicha entrada o ponerte a llorar con cada palabra que escribas. Cuenta tus problemas y pensamientos, por mi depresivos que sean, aunque solo sea en los primeros párrafos. 

Escribir de aquello que conoces mas (ese eres tu) y contarlo al mundo suele ayudar a abrir camino al resto de las palabras. O por lo menos eso a mi me ayuda mucho.

Hay que continuar


Ya tienes tu primera entrada post bloqueo. No te preocupes por la hora de publicación o si tendrá incidencia en las redes sociales. Olvídate del Community Manager que llevas dentro. Lo importante es escribir y publicar. Lo demás vendrá otro día.

Ahora toca continuar con la lista que has escrito en esa maravillosa libreta. No hace falta que escribas al día siguiente o que te plantees un calendario de escritura diaria. Con una o dos entradas a la semana será mas que suficente para volver a coger el hábito de escritura.

Escribir es siempre protestar, aunque sea de uno mismo. Ana María Matute

Lo que si te recomiendo, es que lleves la libreta a todas partes y sigas plasmando todas las ideas que se te ocurran.

Ahora si que puedes usar el ordenador para encontrar esa inspiración, pero siempre haciendo tuya esa idea. ¡NO digo que copies!, digo que la transformes y le des tu toque personal, desarrolla en distintas direcciones sobre todo en el íntimo.

La segunda entrada volverá a darte problemas a la hora de escribirla, pero recuerda, comienza con algo personal, habla de ti y continúa desde ahí.