10 cosas que sacan de quicio a un blogger

Si te apasiona el mundo de los blogs y vives o quieres vivir de ello, puede que haya alguna preguntita, un comentario, o incluso alguna crítica con mala leche que saque el animal que llevas dentro dejando de lado la educación que todo bloguero tiene que llevar dentro.

Ahí va mi ranking de las 10 maneras de poner nervioso a un blogger (...que me pongan nervioso a mi).

Que me manden un Whatsapp chorras justo cuando estoy inspirado con una entrada. (odio Whatsapp a muerte)


Que me llamen al teléfono los de Jazztel cuando estoy liado con el código de mi blog (como me vuelvan a llamar les meto el teléfono por el culo y sin vaselina)


Que internet se corte cuando estoy a punto de terminar una entrada (esto de choricear internet a veces tiene su lado negativo)


No encontrar la imagen perfecta para una entrada en la que he estado trabajando horas (tan poco para publicar y no hay manera de encontrar la dichosa imagen)


Que tengan mi misma idea cuando creo que era el único en pensar en ello (alguien ha leído mi libreta de ideas, como le pille...)


Perder seguidores en el boletín de noticias (La gente no sabe lo que quiere en la vida, un día se apuntan a mi boletín y al otro se lo piensan mejor y se borran).


Que la gente no comparta mi contenido después de tantas horas pensando y escribiendo una entrada en particular (hay una cosa llamada botón social que es ideal para compartir, no seas moñas y comparte, aunque solo sea para insultarme, pero comparte).


Que la gente haga +1 o retuiteen un post sin leerse el contenido (queda muy bonito eso de ver los retuiteos menciones y los +1 de google plus pero si las visitas no suben es que la peña no se está leyendo la entrada, ¿eso quiere decir que solo le gusta el título?)


Que me llamen bloguerooooo para tocarme las narices (soy bloguero si, pero no gilipollas. Por lo menos hago algo con mi vida y no veo Salvame Deluxe)