5 razones para prohibir los pezones en Instagram


Parece ser que hay un movimiento llamado "Free the nipple" que propugna su derecho, y el de todo hijo de vecino, de mostrar los pezones en redes sociales como Instagram.

Ya comenté en una entrada anterior, que Instagram, al igual que Facebook, es una de las redes que mas controla su contenido, sobre todo si es contenido subidito de tono.

Vamos..., para que nos entendamos:

"You may not post violent, nude, partially nude, discriminatory, unlawful, infringing, hateful, pornographic or sexually suggestive photos or other content via the Service."

O lo que es lo mismo... en Instagram está prohibido subir contenido con violencia, desnudos, semidesnudos, contenidos ilegales y sexualmente sugerentes.

¿Por qué hablas de los pezones ahora?


Pues resulta que me ha dado escribir sobre este tema dada la última "polémica" de Miley Cirus, donde muestra un incipiente pezón en una de sus fotos de Instagram.

En otra entrada, comenté otra de sus polémicas, pero esta parece que ha subido cotas en cuanto a su apuesta a favor del movimiento pezonil.

Seamos sinceros. ¿Quien quiere ver el pezón de Miley Cirus? Seguro que todo el mundo levantaría la mano, pero, dado que las normas son para todos igual, dejar que esta cantante muestre sus atributos permitiría que otras personas pudiesen hacer lo mismo.

Mis 5 razones para censurar los pezones en Instagram


No quiero ver los pezones de Vladimir Putin

Seamos sinceros. ¿Quien quiere ver los pezones de Vladimir Putin?


Si me dices que los quieres ver tu, te puedo decir que eres un degenerado que no tiene solución. Pide que te metan en un psiquiátrico ahora mismo y tiren la llave de inmediato.

Propugno prohibir los pezones tanto para hombres como para mujeres, por el simple hecho de que no quiero ver a Putin enseñando su torso desnudo a lo pecho lobo en la estepa siberiana.

No quiero ver los pezones de Carmen de Mairena

El que no sepa quien es Camen de Mairena que levante la mano.


Resulta que hay unas algunos perfiles en Twitter de Carmen. Eso no quiere decir que sean las cuentas oficiales de ella, pero eso da igual. Hay tanto material suyo que daría miedo que cayese en malas manos.

El problema vendría si Mairena, o cualquiera que se quiere hacer pasar por ella, abriese una cuenta en Instagram. Si esta red social tuviese los mismos términos y condiciones que Twitter, habría altas probabilidades de que algún pezón de la diva saliese al descubierto.

Eso es algo que debemos evitar a toda costa.

Si se permite terminaré enseñando mis pezones.

Si al final se permite terminaré enseñando mis pezones y eso es algo que nadie en su sano juicio quiere ver.

Son tan perfectos y con un color tan homogéneo que subiría la cota de perfección pezonil hasta el punto de que todos los pezones de los hombres tendrían que compararse con los míos, y ten por seguro que acabarían pereciendo en el infierno pezonil.

Así pues por el bien de los pezones del mundo. Hay que prohibirlos en Instagram.

Tendría que ir a confesarme todos los día. 

No se vosotros, pero la visualización de tanto pezón, sería contraproducente para una persona religiosa (no es mi caso) que ame Instagram.


Al final, colas y colas de personas se agolparían a la entrada de las iglesias, para pedir que les confesasen.

¿Te imaginas la escena?

La subjetividad al poder

Uno de los razonamientos que el movimiento a favor de los pezones afirma tener, es el hecho de que los pezones son algo artístico. No digo que no lo sean, el problema viene dado en que mal usados pueden hacer entrar en el lado oscuro de instagram.

Así pues, ¿que es artístico y que no lo es?

Recuerda una gran poder requiere una gran responsabilidad.

Así pues, lo siento mucho Miley. Me gustaría ver tus pezones, pero si los veo al final tendría que ver los de otras personas que ni por asomo me gustaría observar, además de tener que enseñar los míos.