6 razones por las que debes seguir mi blog

Son muchas las entradas que he escrito sobre como conseguir seguidores en redes sociales, lectores para tus blogs o incluso alguna que otra entrada sobre el mundo de Youtube, en el que ha hecho mis pinitos, pero...

Nunca te he hablado de las razones por las que debes seguir mi blog, o a mi persona en las distintas redes sociales en las que suelo subir contenidos.

Por eso, te voy a enumerar algunas de esas razones. Solo algunas, nunca he sabido venderme bien.

Soy un tío guapo, guapo, guapo...



Bueno, creo que me he pasado, pero feo no soy.

Soy fácil de mirar y quizá algo atractivo, o eso decía mi madre, que en paz descanse.

Ahora que me he vuelto algo hipster, con una incipiente barba, me encuentro en el limbo entre modernidad y pasotismo. He de confesar que el tema de la barba me da mucha vaguería.

A parte de estos temas estilísticos...

Mantengo periódicamente mi blog


Bueno, no lo mantengo con la periodicidad que me gustaría, ya que hay imponderables que no me lo facilitan, pero soy fiel a esta labor que yo mismo me he encomendado.

No soy todo lo corporativo que debería ser en mis entradas, ni todo lo irreverente que algunos esperan de mi, pero creo que no soy el clásico blogger o por lo menos...  no soy del montón.

Y es que soy algo...

Friki pero sin pasarse, bueno... algo me paso.


Si, soy un friki de cuidado.

Me gusta ver anime, leo manga y comics de todo tipo. Puede parecer que soy infantil, pero los animes, mangas y comics de los que me suelo empapar no soynaptos para un niño, aunque un Asterix y una Mafalda no los desecho.

Las películas raras me atraen enormemente y mis gustos en general no suelen ser muy convencionales.

Podría decirse que soy el raro del grupo, pero a mucha honra, ya que...

Amo lo que hago


Cada entrada que escribo en este blog la amo.

Puede que no sea lo mejor que haya escrito en mi vida, o que sea lo peor, pero el blog es parte de mí.

Hay veces que me cuesta horrores escribir una entrada, y pienso que ese post es la mayor de las mierdas, pero todos y cada uno de ellos tienen sus momentos su historia oculta.

Esa historia me vuelve a la memoria para recordarme momentos malos y momentos buenos en mi vida.

¿Que mejor que un blog para olvidarte o recordar tu vida?

Por eso...

Cada comentario, follow, suscriptor y share me anima


Si cada entrada o post, tiene su propia historia oculta, o mejor dicho, su propio marco histórico, cuando hay algún comentario, follow en Twitter o se ha compartido en cualquier red sociales, me anima a seguir escribiendo.

Hay comentarios de todo tipo, desde los que solo quieren darse publicidad a si mismos, hasta llegar a los que realmente les gusta, y lo comentan con gracia y sentido.

Con los Follows pasa algo parecido. Están los seguidores recíprocos que esperan un follow por mi parte por el simple hecho de que ellos me siguen, pero tranquilos que hay que hacer mucho más para que yo te siga, y luego están los que de verdad aprecian lo que digo y comparto. Si se lo curran o se lo han currado con anterioridad, conseguirán que los siga si o si.

Pues toda esta gente, los interesados y los desinteresados, me animan a seguir. Unos por querer promocionarse a mi costa (eso quiere decir que hago estoy haciendo bien) y los otros porque me ayudan a querer que este blog sea mejor cada día.

Por esa razón...

Tardo bastante tiempo en terminar y editar una entrada.


Al final, una entrada tiene bastante trabajo por mi parte.

Medito mucho las cosas, quizá demasiado.

Entradas de este tipo requieren su tiempo. Otras (como review sobre alguna herramienta web o app) son mucho más sencillas de escribir y editar, pero en definitiva todas tiene un "algo" especial.

Gustarán más o menos, tendrán mas o menos visitas, conseguirán más o menos interacciones sociales, pero en definitiva merece la pena leerlas, para luego criticarlas o alabarlas.

Quiero dedicarme a esto o quizá no... Quien sabe. El tiempo y la suerte lo decidirán.