¿Cual es la extensión ideal de un post?


La respuesta a esta pregunta es: No hay una extensión ideal.

Voy a explicarme mejor.

Un blog, o mejor dicho, la entrada de un blog, debe ser tan extenso como sea necesario para ser interesante, pero sin pasarse, no hay que usar palabras innecesarias.

Son muchos los que hablan de extensiones concretas en número de palabras, del efecto SEO que dichas palabras pueden tener en el posicionamientos, del uso de palabras claves en las entradas, su densidad y muchas cosas más...

Me explicaré más.

¿Que es la profundidad?


Cuando hablo de profundidad, me estoy refiriendo a la necesidad o no de explicar más o menos aquello de lo que hablas.

Un blog de Moda, por ejemplo, da más valor a las imágenes que al texto. El dicho de "una imagen vale más que mil palabras" se cumple a la perfección en este tipo de blogs.

Un blog que hable de Derecho, por ejemplo, necesita más de las 200 palabras que usa un Fashion Blog para explicar el modelo de la temporada.

Así pues, dependiendo de la profundidad de la temática, tendrás que usar más o menos palabras.

No hay extensión ideal.

¿Que le gusta a Google?


Cuando se habla de Google, se habla de SEO y de posicionamiento web.

A Google no le gustan los artículos pequeños, cortos y poco elaborados.

Un artículo de menos de 200 palabras no es de su agrado, pero eso no quiere decir que lo vaya a posicionar mal. Digamos que Google lo va a mirar con malos ojos, hasta que otras variables en las que se mueve el algoritmo de la gran G digan lo contrario.

En el otro extremo se encuentran los posts extensos y trabajados.

A Google le gustan este tipo de entradas por que considera que tienen más valor que las de corta extensión.

Posicionará mucho mejor las entradas largas que las cortas, pero nuevamente nos encontramos con las otras variables de la gran G.

El efecto social, o lo que es lo mismo, el internauta, puede tener un criterio totalmente diferente al de Google y dar al traste con la idea de que a más palabras mejor posiconamiento.

En resumidas cuentas... no te plantees entradas de menos de 200 palabras cuando hablamos de Google.

¿Hay una extensión máxima?


No hay extensión máxima, pero eso no quiere decir que te puedas explayar, usando todo tipo de vocablos culos y retóricas complicadas.

Al final las cosas sencillas son las que venden.  

Habrás conseguido una venta en tu blog cuando un visitante lea por completo tu entrada y le guste. Si le complicas la lectura dejará de leer tu post.

Muchos son los estudios que dicen que las entradas de más de 1500 palabras se comparten más que las de extensiones mas humildes.

"...artículos de más de 1500 palabras se comparten ... más que artículos de menor longitud." David Gómez

El hecho de que haya tanta palabra en una sola entrada, puede aumentar la densidad de palabras clave que ayuden a posicionar en los buscadores, pero el final la temática es la que dicta la extensión de un post en concreto.

No fuerces las cosas. 

Deja que tu entrada surja de forma natural.

¿Que es lo que dicen los datos?


Hasta el momento te ha quedado claro que las entradas pequeñas son el mefistófeles del posicionamento web (con alguna que otra excepción), y qué las entradas largas ayudan al posicionamiento web, pero... ¿qué es lo que dicen los datos?

El gran Gurú digital Seth Godín, escribe entradas que no llegan a las 400 palabras y consigue miles de visitas.

En el otro lado te puedo hablar de Enrique Dans, gran bloguero Español, y gurú digital de nuestro país que mantiene un blog con entradas que llegan a las 1200 palabras. Nuevamente es un blog con miles de visitas.

Entonces... ¿Cual es la extensión ideal?

Un día los administradores de Blogpross cogieron 100 blogs de los importantes y concluyeron que sus entradas superaban las 1000 palabras.

Nuevamente entradas largas.

Pero claro, esos blogs necesitan de todas esas palabras para explicar una cosa u otra.

Si se hiciese un estudio de Fashion Blogs seguro que el número de palabras cambiaría enormemente.

Mi conclusión


No hay una extensión ideal, pero sí recomendaciones.

Al final, la primera pregunta que debes hacerte es... ¿Que problema estoy ayudando a resolver?

Si tienes un blog de Derecho necesitarás una entrada extensa para resolver los problemas del grupo de lectores habituales y potenciales. Si tienes un blog de moda, el problema a resolver necesitará otra extensión y muchas fotos para ilustrarlo.

La segunda pregunta que debes hacerte es...

¿Es interesante?

Fuentes: Enredando por la Red, Desenredando la Red, David Gómez, The Copy Bot (inglés)