Test para saber si fracasarás como blogger


Aquí te dejo este test ideal para bloggers novatos y no tan novatos.

¿Todo el que escribe blogs es blogger? ¿Nos podemos considerar como tal o sencillamente somo unos aficionados metidos a escritores periódicos en la red? ¿Fracasaré en mi suelo de ser blogger?

Responde a estas preguntas tontas y podrás saber que tipo de blogger eres en realidad.

Es el día 24 del mes y solo has escrito dos entradas en tu blog. Te pones delante del ordenador y piensas lo siguiente:

1. Necesito escribir una entrada cada día hasta el final del mes. Me tengo que poner las pilas y escribir como mínimo 15 entradas al mes.
2. Lo que queda de mes lo dedicaré a escribir dos entradas más, pero el siguiente será diferente. Me tengo que poner las pilas y escribir con más frecuencia.
3. Aunque me cueste debo ponerme a escribir y tirar de mi libreta de ideas. Si escribo 5 entradas este mes y los siguiente estoy más que contento.
4. Que pereza me da ponerme a escribir. Terminaré una entrada como pueda y la subiré. Por este mes hay más que suficiente.

Te pones delante del ordenador y empiezas a leer blogs sobre social media, las redes sociales y demás herramientas webs. En una de las entradas qeu tienes ante los ojos lees el término engagement y piensas:

1. Por lo que tengo entendido el engagement es fidelidad y motivación para que mis visitantes de mi blog se sientan parte de lo que escribo e interactúen.
2. Nunca lo había oído pero creo que tiene algo que ver con el mundo de las redes sociales, blogs y demás webs, referido a los Likes y comentarios que consigo.
3. Tengo que buscar en la Wikipedia que es eso de engagement, pero tiene pinta de ser importante.
4. Creo que es un plato de comida turca para llevar. Me iré a la cama, ahora no tengo tiempo de buscar en la Wikipedia.

Terminas de escribir una entrada en tu blog y piensas:

1. No he acabado el trabajo, ahora debo promocionarlo en las redes sociales y demás medios junto con una estrategia previamente definida. Me tengo que poner las pilas.
2. Debo promocionar la entrada. La subiré a las redes sociales y otro día la promociono con más detenimiento si me acuerdo.
3. Debería promocionar la entrada, pero me da una pereza que no veas. Otro día lo hago si me acuerdo.
4. Creo que me voy a ir a la cama. Estoy agotado.

En tu blog gastronómico quieres hablar de la receta de la Crema de Zanahorias que hacía tu abuela y piensas:

1. Recetas de Crema de Zanahorias hay muchas en internet y debo diferenciarme. Si pongo que es de mi abuela no vale de mucho. Mucha gente tiene abuelas y también hacen crema de zanahorias. Me he fijado que nadie ha hecho un vídeo sobre el tema. Subiré al blog el vídeo que hice y lo comentaré.
2. Debo diferenciarme pero no se como. Creo que si pongo que es de mi abuela ganaré muchos enteros y si pongo una foto de ella mucho mejor. Por lo demás escribiré la receta comentada y poco más.
3. La receta se vende por si misma. Está riquísima.
4. Creo que me voy a ir a la cama. estoy demasiado cansado para escribir sobre la receta de mi abuela.

Resultados (suma los números de cada respuesta que hayas seleccionado y busca el tipo de blogger que eres):

De 4 a 7: Eres un blogger comprometido y que adora su trabajo. Intentas, mantener una frecuencia de publicación alta, con un gran engagement en tus contenidos y diferenciándote de la competencia. Sigue así.
De 8 a 11: Eres un blogger comprometido pero que todavía necesita algo más de rodaje. Tienes claros los conceptos  y en alguno de ellos flojeas, pero muy levemente. Sigue así.
De 12 a 14: Como blogger dejas mucho que desear. Aunque algunos de los conceptos los tienes claros más bien no quieres llevarlos a cabo por pereza o falta de constancia. Debes tomarte las cosas más seriamente.
De 15 a 16: Tienes un problema con el dormir. Más de 12 horas diarias de sueño es excesivo para el común de los mortales.

Si quieres saber más sobre el tema, aquí tienes más información.

¿Te ha gustado?